24B- El camino dorado

En San Buenaesperanza, los hombres del pueblo condenan a muerte a Juan Revollo por ser un tigregente. El niño Merlincito aboga por el capataz y convence a los comunarios de cambiar su condena a una simple pena de destierro.