Hacia una policía boliviana 2.0

Las fuerzas del orden deben dar un gran salto tecnológico
Foto de producción: Jacques Duhaime

“¡No se olviden que yo soy policía!”, exclama el coordinador general del Observatorio. El coronel Humberto Echalar Flores, antes de  asumir este puesto, ocupó las funciones de Director Nacional de la Lucha contra el Crimen y de Comandante de la Policía en el departamento de Santa Cruz. En la actualidad, él aboga por una revolución tecnológica dentro de las fuerzas del orden: “estamos planteando un reforzamiento de la tecnología preventiva a través de la implementación de cámaras de video vigilancia, GPS y tablets en el trabajo de los policías”.

El coronel Humberto Echalar lleva a un segundo nivel su concepto de revolución tecnológica verde olivo, promoviendo “un enfoque científico de la criminalística en sus diferentes aspectos, como la biométrica de la balística y la identificación del iris, rostro, voz y ADN. Uniendo las tecnologías de investigación y de criminalística, las evidencias colectadas se convertirán en pruebas, a modo de que no sean después rechazadas por los jueces, ello para que haya una mayor transparencia técnica en el trabajo de los operadores de justicia y menos retardación de justicia”.

La socióloga Silvia Villena. Foto: Jacques Duhaime.La socióloga Silvia Villena es parte a su vez del Observatorio y comparte el sueño del coronel Echalar. Ella también defiende que se debe equipar a los policías con tabletas informáticas, a modo, según dice ella, de “mejorar el registro de denuncias”, que se podrán “georreferenciar”, además de “permitir todos los cruces de variables que se puede imaginar”. Afirma también que este sistema “permitiría que un policía, vía su celular o vía una tablet, desde la misma calle pueda registrar y enviar a una base de datos los primeros datos de cualquier hecho delictivo, para que luego la información se vaya complementando y completando en la medida en que avanza la investigación criminal”. “Es un lindo sistema”, concluye Silvia Villena.